Nunca olvidaré aquella charla del Gamelab 2009 (uno de los principales encuentros sobre ocio electrónico celebrados anualmente en Gijón) en la que se ahondaba en la programación de juegos para iPhone. Noel Yopis, desarrollador independiente responsable de juegos como Flower Garden para el smartphone de Apple, nos impresionaba al aseverar, sin término de duda, que la versión 3GS del télefono tenía una potencia técnica comparable a la de la primera Xbox.

El tiempo, con algunos más que dignos representantes ha ido confirmando tenuemente esa teoría… hasta la pasada noche, cuando id Software, en su tradicional evento anual (la QuakeCon) ha presentado de la mano de John Carmack una sorpresa que éste ya prometía desde primera hora de la mañana. No, no se trataba del tan rumoreado Doom 4, sino de algo aún más inesperado: la llegada de RAGE a la App Store.

Para quien no lo conozca, RAGE es uno de los proyectos más ambiciosos de la reciente industria del videojuego, un shoot’em up subjetivo que mezcla conducción, aventura y combate en un entorno recreado con una calidad visual sin parangón, un mundo abierto de interacción infinita. El pasado mes de junio, pudimos verlo de primera mano en el reciente E3 de Los Ángeles, impresiones que recogimos convenientemente en otro blog hermano: Ecetia.

Si las léeis atentamente descubriréis porqué el que RAGE llegue al iPhone supone una gran noticia, tal vez el antes y después definitivo a la consideración de los productos Apple como serios dispositivos de juego. Evidentemente estamos ante un título diferente al de las versiones de Xbox 360 y Playstation 3, pero que aún así ofrece uno de los mejores apartados gráficos vistos en Xbox alguna, empleando técnicas «no muy distantes a las de los sistemas de entretenimiento punteros».

Corriendo a 60 frames por segundo, Carmack presentó una demostración del título, que según éste correrá en todos los dispositivos móviles de Apple, aunque variando su tasa de refresco según la potencia de cada uno. Especial hincapié hizo el desarrollador en las bondades del iPad al respecto.

Rage para iPhone estará disponible a finales de año por unos $10, habiéndose prometido otro título más basado en la marca para el próximo año que acompañará a la versión de sobremesa en su lanzamiento.

Podéis encontrar un vídeo del evento en Kotaku, porque ya se sabe: una imagen vale más que mil palabras.