MotoBlur está muerto, y tan muerto está que Motorola ha decidido enterrar lo que quedaba de él con sus equipos Motorola Backflip y Motorola Dext, de quienes acaba de anunciar – para horror de miles de usuarios – no habrá actualización. ¿Esperaban Froyo en sus aparatos?, la respuesta: simplemente, no.

La actualización a Android 2.1 había sido la esperanza de muchos poseedores de estos móviles – yo tengo un MotoDext -, a quienes nos cayó como balde de agua fría la noticia. Es increíble como un equipo que llegan a vender en más de 700 dólares lo mantengan sin desarrollo de software, y con una interfaz MotoBlur que hace más lenta las capacidades de hardware de algo que definitivamente podría rendir mejor.

La noticia ha llegado oficialmente de Motorola, que presentó al público una tabla en la que se indican de manera contundente el destino del software de los productos que actualmente tienen en el mercado.

Ha sido cruel el camino que hasta este momento habían sufrido los poseedores de un Dext o de un Backflip, ya que durante meses se les había prometido una actualización, o al menos un “estamos evaluándolo”.

Y ahora, simplemente no. Y lo peor de todo es que incluso los poseedores de un Milestone no están ya seguros de nada, ya que la leyenda “2.2 under evaluation” está para los equipos en América Latina. Para los Milestone europeos dice que se tiene planeado para el cuarto semestre.

El no rotundo de “will not have software upgrade” está establecido para los Dext y Backflip de Europa y América Latina, así como para el Devour de Estados Unidos, país en donde curiosamente si existe la posibilidad del Android 2.1 – al menos – para sus Cliq, que es la versión norteamericana del Dext.

Buena la han hecho señores de Motorola, en cuanto venga un HTC oficial decente a México me cambio a él.