Ya hace días que hablamos de las actualizaciónes de Motorola Dext y Backflip. Parece que esta es una historia de nunca acabar, si hace poco dabamos por “finalizada” la batalla de HTC y las actualizaciones. Llegando al punto de que poco a poco todos los terminales HTC se están actualizando. Ahora es Motorola la que anda dando guerra. Primero las polémicas declaraciones y sus posteriores rectificaciones. Contábamos con que se replanteasen también las actualizaciones para sus otros dispositivos, pero ahora nos llega un aviso de uno de nuestros lectores (¡Gracias!) que nos avisa de que el departamento de soporte de Motorola está reportando que el Motorola Dext no será actualizado. A continuación podéis leer la respuesta de Motorola.

Le comunicamos que el Dext no se actualizará a la versión 2.1. Después de barajar varias opciones, Motorola ha llegado a esa decisión, por motivos de software y hardware que repercutirían en el teléfono. Le pedimos disculpas si la decisión no es de su agrado.

El otro día un lector nos comentaba que Motorola no estaba obligada a actualizar sus terminales. Si bien creo que tiene razón: no está obligda. También creo que moralmente está “obligada”. Ya que cuando hemos decidido la compra de un terminal con Android uno de los factores determinantes es la evolución constante que tiene el sistema operativo. Además teniendo en cuenta que poco a poco las aplicaciones que salen para el teléfono no son compatibles con versiones anteriores habría que tenerlo actualizado para poder disfrutar de su catálogo. No solamente eso, sino que como el teléfono se va a durante durante un periodo largo de tiempo y no solamente unos meses éste debe estar actualizado para seguir siendo competente. Es como si de repente los ordenadores con Windows o los Mac te vendieran una versión de hace 2 años y que aún encima no puedes actualizar. ¿Qué les parecería? Pero aún así creo que el problema lo tiene Google por la mala estrategía que está llevando con Android, que la está llevando a la fragmentación de la plataforma.