Uno de los estilos de fotografía que más me impresionan es la microfotografía. Es una forma de adentrarte en un mundo minúsculo y desconocido lleno de formas hermosas y únicas. Mirar por un microscopio siempre ha sido algo muy científico, pero mirando con ojos de artista es posible captar formas y colores espectaculares.

Hace años la microfotografía sólo estaba al alcance de unos cuantos, gente que pudiera adquirir equipos caros, en cambio, ahora es posible hacer buenas fotos por poco dinero. Lo único que se requiere es un buen microscopio, una cámara compacta y un adaptador, todo relativamente barato. Ahora solo necesitas preparar tus muestras, o comprarlas, e ir probando diferentes aumentos hasta conseguir la imagen que desees. Lo mejor es que con las cámaras digitales de ahora no necesitas esperar al revelado para ver los resultado, y así logras un feedback inmediato para corregir posibles errores.

Nikon organiza cada año un concurso de microfotografía el Nikon Small World, que está abierto a la participación de cualquiera que tenga ganas de explorar ese mundo de lo pequeño. A continuación os dejo una galería con algunas de las fotos participantes de años anteriores.

Fotos: Michael Stringer, Paul Marshall, John Hart, David Walker, Pedro Barrios-Perez, Lloyd Donaldson, Rebekah R. Helton, Yanping Wang, Heiti Paves