Como les advertí días atrás, este 3 de agosto serían anunciadas la intenciones del llamado proyecto Illumos en relación con el evidente abandono en el que Oracle ha puesto tanto al sistema operativo OpenSolaris como a su comunidad de desarrolladores. Bien, pues el día llegó y lo anunciado era de esperarse: Illumos es un OpenSolaris, pero completamente de código abierto.

Lo conocedores se preguntarán «¿Completamente de fuente abierta? ¡OpenSolaris no lo es!» Esto es cierto; algunos componentes del sistema son cerrados. Para lograr su cometido, Illumos se alzará a partir de OS/Net (ON), una versión de OpenSolaris en la que todo el código cerrado será sustituido por versiones de abiertas.

Ahora bien, en vez de ofrecerles un resumen de las características técnicas del sistema, instalación y demás, quiero detallarles siete datos o hechos que he considerado relevantes para comenzar a entender las motivaciones y objetivos de Illumos.

  1. Illumos es una versión comunitaria, de fuente completamente abierta, pero dependiente del desarrollo técnico de ON. Los cambios que Oracle haga a ON se verán reflejados en Illumos. En este sentido, Illumos no es un fork; pero en definitiva lo será si Oracle decide abandonar la comunidad de OpenSolaris a su suerte.

  2. En cambio, administrativamente hablando, Illumos es un proyecto independiente, mantenido por una comunidad y no por los caprichos las decisiones de una empresa. Este es uno de los grandes objetivos del proyecto, «no ser esclavo de ningún interés corporativo».

  3. Por las razones recién expuestas, Illumos será altamente compatible con OpenSolaris y Solaris. Los programas ejecutables funcionarán de forma idéntica entre los tres sistemas.

  4. Illumos buscará que sus propios cambios de código suban para ser aceptados en los proyectos principales. Aún si son rechazados, Illumos mantendrá su trabajo intacto.

  5. Illumos será la plataforma sobre la que trabajarán otros proyectos antes basados en OpenSolaris: Nexenta, Belenix, Schillix, etc. En este sentido, Illumos no es una distribución en toda la extensión de la palabra, sino una base de código. Los interesados podrán crear sus propias distros a partir de Illumos.

  6. FreeON era el nombre que quisieron darle al proyecto, pero ya era ocupado en otro y al final optaron por Illumos que mucho tiene que ver semánticamente con OpenSolaris —y ¡Sun!—.

  7. Illumos tiene su propio Linus Torvalds, un «dictador benévolo» llamado Garrett D’Amore que está liderando técnica e ideológicamente la salvación del código abierto proveniente de uno de los más logrados sistemas operativos de la historia de la informática: Solaris.

Los primeras capturas de pantalla ya comenzaron a aparecer. Abajo les muestro una con el gestor de arranque Grub. Esto implica que la maquinaria ya se ha echado a andar y sólo resta esperar a ver los primeros frutos del loable esfuerzo que representa Illumos para el movimiento open source.