Grooveshark es un servicio gratuito de música bajo demanda para el iPhone, polémico desde sus inicios pues la única forma de instalarlo hasta ahora era mediante un jailbreak del teléfono.

Con un enfoque similar a Spotify o Pandora, una de las grandes limitaciones de esta primera versión oficial de Grooveshark es la ausencia de multitarea, por lo que no es posible ejecutar la aplicación en segundo plano mientras se trabaja con otras aplicaciones, como sería deseable, aunque es de suponer que esta característica llegará tarde o temprano en futuras actualizaciones.

Al poco de conocer esta buena noticia, saltaron las alarmas tras su repentina retirada de la App Store a las pocas horas de ser publicada. Según un comunicado oficial de Grooveshark, una reclamación de Universal Music Group UK habría sido la culpable de la retirada temporal de la aplicación. Grooveshark espera que su aplicación regrese pronto a la App Store.

Vía: ALT1040