La lucha es por convertirse en el estándar de video en la próxima generación de sitios web, para ser utilizado por la etiqueta video de HTML5. Hasta hace unos meses quien tenía una enorme ventaja por sobre el resto era el códec H.264, patrocinado fuertemente por empresas como Apple, pero su mayor inconveniente es que, además de ser completamente cerrado, iba a ser gratuito sólamente hasta el año 2016. Luego habría que pagarle una interesante suma a MPEG LA por royalties.

Entonces vino Google con WebM, que además de igualar la calidad de H.264 cuenta con la ventaja de ser libre y gratuito. Con el respaldo de Google, Mozilla y Opera, instantáneamente se posicionó como un claro candidato a convertirse en el estándar, pero una decisión de MPEG LA podría volver a inclinar la balanza a favor del códec privativo. La empresa anunció que el uso del códec H.264 en sitios web de streaming de video continuará siendo gratuito para siempre.

Es una decisión importante, que se suma a una amenaza a WebM: mediante patentes, la compañía amenaza con forzar a recibir compensaciones económicas por el uso del códec de Google. Ambas decisiones, evidentemente, se deben al crecimiento que ha tenido WebM en estos meses, pero espero sinceramente que no cause muchos efectos. ¿Por qué?

Gran parte de los motivos por los que estoy escribiendo esta entrada y ustedes leyéndola es porque la web se sostiene sobre estándares completamente abiertos. Imaginen si Flash fuese un estándar, no sería correcto. Además, MPEG LA continuará cobrando por el uso en otras áreas, así que sigue siendo una situación más compleja. ¿No creen que es un manotazo de ahogado de parte de MPEG LA?

Vía: NewTeeVee