Un especialista en seguridad de Symantec acaba de anunciar de un nuevo troyano en el sistema operativo para móviles Android, que se hace pasar por el típico juego de la viborita, en el que debemos evitar que esta choque a medida que va creciendo. El troyano juego en cuestión se llama Tap Snake y lo que hace es transmitir de manera secreta las coordenadas del GPS a un servidor privado. Estas coordinadas, luego, pueden ser recuperadas por Google Maps mediante la aplicación GPS Spy, publicada por la misma compañía, Maxicom. De acuerdo a Symantec, la aplicación no puede ser detenida y continúa corriendo en el background.

De todos modos, la aplicación avisa al ser instalada que utilizará el GPS, por lo que esto debería alertar al usuario de que algo erróneo está sucediendo, pero no todos leen ni prestan atención cuando instalan una aplicación. La semana pasada Kaspersky nos hizo conocer el primer troyano para Android y sólo unos días después conocemos ya el segundo, que se inmiscuye en nada más y nada menos que la privacidad del usuario, al permitir conocer su ubicación exacta sin permiso. Muchos problemas de seguridad para una plataforma que debería ser segura, teniendo en cuenta lo sensible de la información que compartimos en el móvil.

Vía: The H Security