La fotografía que ilustra este post es una de las imágenes icono del siglo XX y fue realizada por Margaret Bourke-White en 1937, en plena depresión. Con la crisis que sufrimos en la actualidad, esta imagen adquiere más fuerza si cabe y nos describe perfectamente la paradoja del sistema capitalista. En ella podemos ver una larga cola de gente esperando a que les repartan pan bajo un cartel del American Way of Life poco después de unas inundaciones en Louisville, EEUU.

Lo que me gusta de esta fotografía es que con ella se hace más viva que nunca la máxima esa que dice que una imagen vale más que mil palabras. Y es que la fotografía no sólo tiene que representar imágenes bonitas, también puede ser una forma de plasmar la realidad más cruda y las contradicciones de nuestra sociedad.

Margaret Bourke-White fue una de los cuatro primeros fotógrafos que tuvo en nómina la prestigiosa revista Life. Una revista que se refundó en 1936 con la convicción de que las imágenes por sí solas pueden contar las historias, y que lo importante es la fotografía no el texto que la acompaña. En eso coincido con ellos, muchas imágenes pueden contar matices que con palabras es difícil de llegar.