Hace un par de meses Acer presentaba su Aspire One D260 que nos ofrecia arranque dual entre Android y Windows 7.

Pues bien, ahora ha presentado un nuevo modelo ligeramente inferior, el Aspire One D255, que sigue ofreciéndonos un arranque dual pero esta vez entre el androide y el inmortal Windows XP.

De entre sus características podemos destacar un procesador Intel Atom N450, 1GB de memoria RAM y 160GB de disco duro, todo ello con una pantalla de 10,1 pulgadas.

Podemos adquirirlo con una batería de 3 o de 6 celdas. En el primer caso obtendremos el equipo por unos 300 dólares, mientras que con la batería de mayor duración nos saldrá alrededor de 375 dólares.

Es una buena opción para todos aquellos a los que no les convence comprarse un netbook con Windows 7 Starter y quieren seguir con Windows XP por motivos de compatibilidades o costumbre sin renunciar por otro lado a disfrutar de las bondades que les puede ofrecer el sistema operativo Android en algunas situaciones.