Mientras Bing, Google y Yahoo! prácticamente no duermen intentando atraer cada vez más público, resulta que el buscador con mayor crecimiento de los últimos meses es Twitter. Según los datos que brindó Biz Stone, hoy recibe 800 millones de consultas diarias, un 33% más de lo que alcanzaba en abril.

Definitivamente suena raro, cuando todos sabemos que su función primordial es la de plataforma de microblogging. Además, el motor de búsqueda es más limitado que el de los grandes del rubro, ofreciendo incluso resultados acotados para evitar derrumbes caídas del servicio.

Pese a ello, si comparamos sus 24 mil millones de búsquedas mensuales con otros actores, hoy sólo está por debajo de Google (88 mil millones). Detrás de él, vienen Yahoo! (9400 millones) y Bing (4100 millones).

¿Y entonces, cómo se explica esto? Simple. Con su ecosistema logró adueñarse del tiempo real. Es decir, al igual que recurrimos a Google cuando necesitamos cierta página web, visitamos Twitter para conseguir información al instante. Tal vez la Copa Mundial de Fútbol sea el mejor ejemplo, con la posibilidad de seguir los partidos casi jugada a jugada.

Aunque los buscadores tradicionales intentaron subirse a esta ola, de formas más o menos atractivas, Twitter apostó por destacar los tweets relevantes y se mostró a sí mismo como el lugar ideal para saber ¿qué pasa?. Y en definitiva, ¿para qué buscar en otra parte, cuando existe una herramienta integrada?

Como destaca Eduardo Arcos, en este caso no se reinventó la rueda, simplemente apareció un nicho poco explorado y la red de microblogging se especializó en él. Quizás estos números cambien cuando TweetUp comience a integrarse en cada vez más aplicaciones y sitios, pero el mensaje está claro: la clave es innovar.