Spotify USA

Spotify ha sido y continúa siendo una revolución en software musical hasta el punto de que ya conozco a más de un usuario que prefiere pagar sus 10€ al mes antes que perder el tiempo descargando y actualizando su biblioteca digital. Y la verdad es que muchos ya conocemos las bondades de su cuenta Premium (Listas offline, dispositivos móviles, versión Linux…) aunque su versión gratuita mantenida a base de publicidad tampoco es moco de pavo.

En cambio los estadounidenses tendrán que seguir esperando a que la revolución llame a sus puertas puesto que Spotify continúa dando largas al mercado de la NBA ya que las negociaciones con discográficas del otro lado del charco no están resultando tan fructíferas como esperaban.

De hecho, los tratos y reuniones no han dado más que pasos hacia atrás y el propio CEO de Spotify, Daniel Ek, reconoce que actualmente se encuentran más alejados de llegar a un acuerdo de lo que estaban hace unos meses, en primavera. Según parece, el modelo de soporte por publicidad o el de pago para evitarla no convence a los mayores sellos discográficos del país, entre ellos la Warner o Music Group.

A mi, personalmente, me huele a chamusquina. Spotify es un gran servicio, pero joven y no hay que ser muy avispado para darse cuenta de que Apple y Google están trabajando en algo muy similar para sus servicios de audio por lo que podría ser que están esperando a que éstos grandes se decidan para poder decantarse por una u otra apuesta.

Desde luego aquí el que menos tiene que decir es el usuario, para variar, pero esperemos que al final, cuando las aguas se calmen, podamos disfrutar de buena música a buen precio y con un buen servicio. Mientras tanto, cuando el río suena, agua lleva.

Via: Mashable