Si lo que quieres es agarrar un bate de baseball y partir tu pantalla a golpes porque te has perdido al Winning Eleven con tus amigos lo mejor que puedes hacer es esperar a que desde Samsung presenten su nueva pantalla AMOLED que, supuestamente, será irrompible.

Se trata de un producto que la compañía está pensando en lanzar dentro de aproximadamente dos años y que será un panel plástico AMOLED 2.8 pulgadas y de 20 micrones de espesor. ¿Para qué cambiar al plástico? Porque de esta forma el panel se volvería irrompible.

Lo que hicieron desde Samsung para convertir esta pantalla en inquebrantable es ponerle un pequeño transistor TFT en el panel plástico y reemplazar la protección de vinilo con una película de poliamida que evitará residuos en las emisiones de luz.

Esta tecnología pretende dentro de dos años inundar el mercado de los smartphones dentro de dos años y lo bueno, además que no se pueden romper, es que tendrán un bajo coste de fabricación -y por ende de venta-.