Ante la pregunta de si es intencionada la escasez de productos de la manzana recién presentados algunas cabezas pensantes se atreverían a decir que sí. Demasiada casualidad que tras el lanzamiento de un nuevo iPhone o el iPad, se produzca una cantidad menor de dispositivos que los que el mercado demanda.

Es por eso que algunos sostienen que todo se trata de una estratagema para producir expectativa entre los medios de comunicación y animar al posible comprador, quien se ve a sí mismo como un afortunado si se hace con uno de los exclusivos objetos de deseo.

Si este era nuestro pensamiento hasta ahora, que quede claro que esta escasez no es intencionada. Al menos así lo han declarado fuentes de Apple (Tim Cook para ser más exactos), preguntadas sobre esta cuestión durante la rueda de prensa de ayer donde se dieron los resultados del tercer trimestre fiscal. Es más, dieron las razones de este desfase entre oferta y demanda: en el caso del iPhone 4 todo se debe a un exceso de compradores, en el caso del iPad no haber sabido hacer previsiones para un producto totalmente nuevo como es este.

Imagen: Ars