Ayer os contábamos que se había puesto a la venta un kit de Pixel Qi para instalarlos fácilmente en dispositivos como netbooks, tablets o libros electrónicos, y hoy os podemos decir que tan solo 24 horas después ya se ha agotado el primer lote.

Tal como era de suponer, las pantallas Pixel Qi se estaban esperando con muchas ganas y parece que están teniendo un gran éxito entre el público. A pesar de que su precio podía resultar algo elevado ($275), las ventas demuestran que la tecnología que ofrece lo vale, o al menos que han conseguido generar la expectación suficiente para que todos deseemos incluir sus pantallas cueste lo cueste.

En cualquier caso, si te quedaste con las ganas, los nuevos pedidos empezarán a enviarse a partir de la semana que viene, así que tampoco se originarán demasiados problemas en este sentido. Por el momento se ha comprobado que encajan perfectamente en los Samsung N130 y Lenovo S10-2, aunque se supone que funciona con otros modelos que lleven pantallas de 10,1 pulgadas.

Yo de lo que tengo ganas es de que aparezcan productos que ya integren este tipo de pantallas, pero por el momento nos tendremos que conformar con el «Hazlo tú mismo» que nos ofrecen.