¿Qué es más rápido que el más rápido? Es la pregunta que acompaña al lanzamiento de Opera 10.60, disponible para todos los sistemas operativos, que pone su eje en la velocidad y en mayor soporte de HTML5 y WebM.

El navegador ahora está basado en el motor Presto 2.6, que según los datos ofrecidos por la compañía, permite cargar las páginas web hasta un 50% más rápido, al mismo tiempo que incorpora nuevas funcionalidades:

  • Geolocalización, a través de los Google Location Services, que admiten el reconocimiento por IP y a través del análisis de las redes WiFi cercanas. Al igual que sus competidores, solicita una confirmación cuando un sitio quiere conocer nuestra ubicación, permitiendo revocar esa autorización por medio de un ícono en la barra de dirección.

  • Web Workers y Offline Web Applications de HTML5, para ejecutar scripts en segundo plano o cuando no haya conexión a la red. Justamente, son algunas de las características que planea aprovechar Gmail para mejorar su rendimiento.

  • Reproducción de vídeo en formato WebM, dentro de la etiqueta <video>. Con un gran impulso de Google, el códec VP8 busca convertirse en un nuevo estándar de código abierto.

También existen pequeñas mejoras en lo visual, como una mejor identificación del menú y cambios en el comportamiendo para las miniaturas de pestañas. Además, las búsquedas ofrecen sugerencias de palabras clave y la posibilidad de elegir el motor por defecto para el Speed Dial, que cambió a Bing desde las últimas beta.

Recuerdo que cuando en marzo hablábamos de Opera 10.50, destacábamos que las cualidades del producto no se reflejaban en su cuota de mercado, en pleno surgimiento de la ballot screen. Cuatro meses después están festejando los 120 millones de usuarios, aunque todavía muy por detrás de Safari, según las últimas mediciones.

Como de costumbre, puedes descargarlo desde su sitio oficial, o actualizarte desde el browser.