Entre las novedades que Apple ha presentado hoy, también tenemos renovación de los iMac. En esta ocasión se han actualizado los procesadores, la tarjeta gráfica y se ha aumentado la memoria y disco duro que vienen de serie, de los 2GB a los 4GB y de los 500GB a 1TB respectivamente (excepto en el modelo básico).

Las pantallas de 21,5″ y 27″ siguen siendo las mismas, manteniendo la resolución y los ángulos de visión, pues Apple sigue montando paneles IPS de alta calidad en los iMac.

En cuanto a los procesadores, ahora todos los iMac montan procesadores Core iX. El más básico es un Core i3 de 3,06Ghz en el iMac de 21,5″. En el modelo de 27″ tenemos un brutal Core i5 a 2,8Ghz o un monstruoso Core i7 a 2,93Ghz de 4 núcleos. Las tarjetas gráficas también han sido actualizadas, y esta vez Apple ha dejado de lado a NVIDIA en sus iMac, al igual que hace con ATI en los portátiles.

En el iMac de 21,5″ se puede elegir entre los chip ATI Radeon HD 6770 con 256MB de memoria dedicada o la ATI Radeon HD 5670 con 512MB de memoria también dedicada. En el modelo de 27″ tenemos para elegir entre la HD 5670 con 512MB de memoria o la joya de la corona de ATI: la HD 5750 con 1 GB de memoria dedicada GDDR5.

Además, también podremos optar por montar un disco duro SSD de hasta 256GB y un disco duro convencional de hasta 2TB de capacidad. Si, el nuevo iMac de 27″ tiene dos bahías donde alojar discos duros: una de 2,5″ que vendrá vacía si no pedimos el disco SSD, y la clásica de 3,5″ donde irá el disco duro convencional. La RAM con la que vienen de serie es de 4GB, siendo ampliables hasta 16GB.

Por desgracia no se han incorporado los puertos USB 3.0, como se rumoreaba hace unos días. Ahora eso sí, el lector de tarjetas soporta tarjetas SDXC, al igual que hacía hace unas semanas el nuevo Mac Mini.