No serían los primeros, desde luego. Google también tiene el suyo, lo llaman Go!. También parecería que Apple está desarrollando internamente otro lenguaje de programación.

Los sistemas operativos y demás software tienen que crecer, al igual que los dispositivos hardware avanzan a pasos agigantados en poco tiempo. Cualquier tipo de software se desarrolla bajo un lenguaje de programación, y éstos tienen que reinventarse e innovar para mejorar y aprovechar mejor las nuevas funcionalidades que aparecen cada día.

Hoy por hoy, los más populares son Java y C. Java tiene un modelo de objetos más simple y elimina herramientas de bajo nivel, que suelen inducir a muchos errores, como la manipulación directa de punteros o memoria, y muy versátil. Sin embargo no ofrece la potencia y rendimiento que ofrece C, ya que Java funciona sobre una máquina virtual y C se ejecuta de manera nativa.

Una de las variantes de C es Objective-C, que es programación en C orientada a objetos. Cualquier lenguaje moderno que se precie, será orientado a objetos. De hecho, Apple usa Objective-C actualmente para sus desarrollos. Cocoa, que es la API de programación integrada en el SDK de Apple, funciona bajo Objective-C.

Pues bien, parece ser que Objective-C se le ha quedado pequeño a Apple, y ya están trabajando en algo más innovador. De hecho, Michael Tsai del Daring Fireball escribió lo siguiente:

Después de ver los vídeos de las sesiones de la WWDC 2010, pienso que Apple está trabajando en un nuevo lenguaje que supere a Objective-C, mucho más potente y que aconsejarán usar a los programadores. Yo lo llamaría «xLang».

Este nuevo lenguaje estaría basado en Cland, que es un compilador para C, C++ y Objective-C. Usa una Máquina Virtual de Bajo Nivel (LLVM – Low Level Virtual Machine) y pretendería ser el sustituto definitivo del ya veterano compilador GCC. El desarrollo de Cland está respaldado por Apple según la Wikipedia y el código fuente tendría una licencia BSD-open-source.

Lo que esperamos es que no sea un concepto radicalmente distinto, sino una mejora de lo que ya existía, sino los programadores se van a volver locos. Aunque Apple es experta en transiciones (ya lo vimos con el paso de Classic a OS X y de PowerPC a Intel), hay desarrolladores que son poco reacios a los cambios. Sin ir más lejos, Adobe CS se estaba programando en Carbon, que venía arrastrándose desde Mac OS 9 y hasta CS5 no ha sido programado en Cocoa. Con Office para Mac pasó algo parecido, pues no lo vimos en procesadores Intel hasta pasados unos años.

Así que Apple debería llevar cuidado con los cambios que repercuten en terceros, pues éstos pueden no estar muy dispuestos a cambiar.

Via: 9 to 5 Mac