Y se supone que aquí acaba el gran lío que Apple ha montado con los iPhone 4 que perdían la cobertura cuando se tocaban ambas antenas integradas en el chasis del teléfono. Se habló de todo, desde un error de software, un problema con los materiales, problemas de fabricación, de desarrollo… pero finalmente, el ganador ha sido un problema en el software. Apple explica en Letter from Apple Regarding iPhone 4 que se ha encontrado el problema y llegará en las próximas semanas una actualización para arreglar este fallo.

Resulta que el problema radicaba en la fórmula que Apple usa en iOS para mostrar las barras de cobertura, esta fórmula es incorrecta, pero no de ahora, si no desde el principio. Han estado actualizando un sistema operativo con un bug que ha estado presente durante 4 años, algo que la verdad no es nada raro, existen miles de bugs, se van corrigiendo según se van descubriendo, no existe el software perfecto.

La actualización estará disponible en unas semanas, estando disponibles para iPhone 4, 3GS y 3G. Pero no me queda clara una cosa, ¿por qué a algunos usuarios les pasaba y a otros no? Una actualización de software arregla todos los terminales, pero ¿cuál era el factor que hacía que unos perdiesen la cobertura?

Foto (CC) John Holzer