Hoy, 20 de julio, en Cupertino, Apple ha presentado sus resultados económicos trimestrales: sí, Jobs lo ha vuelto a hacer.

La compañía de la manzana ha facturado productos por valor de 15700 millones de dólares, de los cuales 3250 millones representan el beneficio neto ($3,51 por acción).

Estos espectaculares números, comparados con los del trimestre pasado (9730 millones de dólares) son abrumadoramente altos y se deben a:

  • El tremendo éxito del iPad (3,27 millones de unidades vendidas hasta la fecha).

  • La demanda de iPhones (8,4 millones de terminales, que suponen un aumento del 61%).

  • Las impresionantes ventas de Macs durante el trimestre, cercanas a los 3,5 millones de dispositivos -dos tercios equipos portátiles frente a un tercio de sobremesa-, lo que supone un 33% más que en el anterior.

Por contra, observamos como las ventas de iPods se han reducido un 8% llegando a la cifra de 9,41 millones vendidos en los tres meses, hecho que podemos achacar a que los consumidores son conscientes de que éstos se renovarán en septiembre.