Señoras y señores, la Copa del Mundo ha finalizado, felicitaciones a nuestros hermanos españoles. Pero si hay un grupo de señores que se deben haber puesto contentos con el final (no importa el resultado, me refiero al final del torneo en sí) son los ingenieros de Twitter, sitio que vivió este mes terrible. No sólo no se podía acceder al servicio sino que los momentos en los que sí funcionaba, gran cantidad de tuits quedaban perdidos en alguna esfera extraña del cyberespacio, debido a límites impuestos en la API. La culpa eran de las transmisiones vía Twitter de los partidos, es decir del aumento impresionante de tuits que se vio en estas semanas. Me he quejado en un par de ocasiones de estos problemas pero siempre recalqué el hecho de que Twitter se encontraba migrando sus bases de datos de MySQL a Cassandra, proyecto NoSQL de Apache.

Pues bien, días antes de la hazaña de la “Furia”, ingenieros de Twitter anunciaron en el blog oficial de la compañía que finalmente utilizarán Cassandra sólo para su futuro producto de análisis web en tiempo real. Y a un mes de la adquisición de Smallthought Systems, el lanzamiento del servicio de análisis de Twitter parece estar a la vuelta de la esquina. Por ahora, entonces, utilizarán Cassandra en nuevos e importantes proyectos como el mencionado análisis, además de la base de datos de geolocalización y para data mining. No almacenarán los tuits en Cassandra pues piensan que no es momento para efectuar “migraciones a gran escala a una nueva tecnología”. Esto quiere decir, por lo tanto, que seguirán utilizando la tecnología actual y que al primer acontecimiento importante volverá a caerse el servicio.

Vía: TechCrunch