Si eres usuario frecuente de Ubuntu puedo asegurar que le has encontrado virtudes de todo tipo, pero también defectos. Por supuesto, cada quien señala unos u otros en función de sus intereses y gustos. Un generalizado inconveniente para los usuarios de ese sistema -y de otros basados en Linux- es la incapacidad para actualizar de forma natural y automática a versiones importantes del navegador Mozilla Firefox. Sebastien Bacher del equipo de escritorio de Ubuntu anunció que eso ya no será más:

Firefox 3.0 (y xulrunner 1.9) ya no son soportados por Mozilla. En vez de portar las actualizaciones de seguridad a esas versiones, nos estamos moviendo hacia un modelo de soporte donde introduciremos nuevas versiones principales en versiones estables.

En otras palabras, el equipo dedicado al escritorio de Ubuntu busca formalizar de una buena vez las actualizaciones importantes de Firefox, al ritmo de Mozilla y con parches de seguridad incluidos. Hoy en día Ubuntu solo se actualiza a versiones menores Firefox.

Aunque es una excelente noticia esta de la que te hablo, la transición está en proceso con no pocas complicaciones técnicas. El camino hacia el nuevo modelo de soporte para Firefox en Ubuntu será más sencillo en Lucid que en Hardy, Jaunty y Karmic. Como quiera que sea, la siguiente semana Mozilla liberará una versión menor de la serie 3.6, la cual será enviada de forma experimental a Lucid y sus predecesores a través de un PPA.

Es altamente probable que Firefox sea el navegador preferido entre los usuarios de Ubuntu. Su actualización automática supone un considerable beneficio en usabilidad que les ahorrará tiempo y esfuerzo en incómodas actualizaciones, sobre todo a los menos expertos.