El Computex 2010 sigue dejándonos más y más dispositivos, de los que LG quiere ser partícipe presentando su nuevo producto que, como no, ¡es otra tablet! Se trata aún de un prototipo que prometen sacar a la venta (en algún momento) y al que han denominado UX10. Funciona bajo Windows 7 Home Premium y lleva una pantalla LED de 10,1 pulgadas.

Sus características son similares a otros tablets que hemos visto. Llega con un procesador Intel Atom Z530 y 1 GB de memoria DDR2 y yo me pregunto, ¿para cuándo se animarán a incluir 2GB de RAM? Además, incluye algunos detalles de los que carece cierto tablet famoso, como son una cámara delantera de 1,3 megapíxeles ideal para realizar videoconferencias, slot para tarjetas SD, puertos USB y una salida micro-HDMI, sin olvidarse tampoco del indispensable Wi-Fi b/g/n.

Por lo que se han podido ver en las especificaciones, su batería es de 7200 mAh y aunque nos hace pensar que tendrá una duración aceptable, no han hablado de las horas exactas durante las que podremos trastear con él sin pasar por el enchufe. Tengamos en cuenta que su pantalla es LED, lo que hará reducir el consumo en gran medida.

En definitiva, me parece un buen tablet que cumple con las características generales que vamos viendo en todos sus competidores, si bien aún no conocemos su precio. Puede que a muchos el hecho de llevar Windows 7 y de que no hayan incluido ninguna interfaz propia os eche para atrás pero, dado que aún es un prototipo, están a tiempo de modificar este aspecto en la versión final. En cualquier caso, Windows 7 incluye de serie funciones táctiles y teclado en pantalla con el que escribir tal como lo haríamos en el iPad.

Por último, lo siento LG pero te ha tocado a ti. Estamos viendo como los tablets se están convirtiendo en la plaga de este año. Parecen todos iguales y aunque es verdad que no tienen mucho donde innovar en cuanto al diseño, una pantalla es una pantalla y solo puedes cambiarle el marco, no veo preocupación por diferenciarse.

Señores, simplemente con que ofrezcan su tablet en 4 colores diferentes, con la opción de elegir los estampados o de cambiar las carcasas, se conseguiría que un tablet sin más pasase a ser el tablet que es diferente. Porque si no la gente solo va a ver cientos de tablets y va a acabar comprando la manzana de siempre simplemente porque llegaron antes y tienen mejor estrategia de marketing.