Devo, nuevo álbum y un stream de gatos

Los gatos e Internet tienen una relación muy estrecha. El fenómeno LOLcat es una de mis memes preferidas, y los videos de gatos siendo gatos reciben cantidades astronómicas de visitas en YouTube. Eso dicho, esto va directo a mi lista de usos genialmente extraños de Internet de todos los tiempos. Devo, gran banda de geeks, acaba de lanzar nuevo álbum. Su presentación la hizo en Ustream, donde transmitió el disco completo, escuchado durante una “fiesta para gatos” de 9 horas. Sí, gatos en una habitación, escuchando a Devo. Simple y genial.

Había una gran pirámide azul en forma de domo de energía (los clásicos sombreritos que usan los integrantes de la banda desde los 80s) un piano en miniatura (¿para que los gatos se unan a la música?), muchos ratoncitos de juguete, un viejo televisor y unos cubos que deletrean DEVO.. Y un manojo de gatos que sirvió de entretenimiento a miles de curiosos que entramos a ver si entendimos bien lo que habíamos leído.

Detrás por una ventana se veía gente que pasaba y se paraba a ver qué hacían esos gatos ahí, que al igual que los que mirábamos online, no podían evitar quedar hipnotizados por los mininos (tienen ese efecto en muchas personas). Como es costumbre en Ustream, una ventana de chat conectada con diferentes redes sociales arrojaba los comentarios de la comunidad, que iban desde exclamaciones como “Esto es brillante”, hasta gente sorprendida porque hacía más de una hora que estaba viendo el stream, y hasta se armaron toda una historia alrededor de uno de los gatos, proclamado el rey (King Orange, ya tiene fanpage en Facebook) porque dominaba la cima del domo de energía. Al caer la noche, volaron papelitos, y una bola disco iluminó la escena.

Por momentos se podían ver manos tratando de incitar a los gatos, con juguetes, o punteros laser. Los gatos estaban muy relajados y mucho caso no hacían a los intentos de los que los estaban filmando, porque como cualquier persona que haya tenido un gato sabe, nunca hacen lo que uno quiere que hagan.

¡Ah! Más allá de esta locura web, el disco, Something for Everybody, está más que bueno. Y su presentación no es lo único relacionado a Internet, ya que la selección de canciones también tuvo ayuda de los fans, a través del sitio web de la banda. Les dejo un fragmento de la fiesta, para que lo escuchen y se imaginen cómo fueron las 9 horas que acompañaron el día de muchos fans de Devo y los gatos, felices porque, cómo dice el nombre del disco, siempre hay «Algo para todos».