¿Recordáis la campaña de una ONG que decía algo así como «¡ningún eurodiputado sin iPad en su mano!» y que defendían el derecho de los eurodiputados a disponer (porque era y es estrictamente necesario) de un iPad personal? Se llama Unión Europea y todos contribuimos con nuestros impuestos.

Ahora, otra ONG, El Congreso de los diputados, planea hacer algo similar, aunque cambian los personajes y «el gadget de moda». Esta vez son los 350 diputados españoles los que van a recibir un iPhone 4 de regalo después del periodo estival. El teléfono llega para sustituir al actual HTC que recibieron en 2008 y que a su vez sustituía a la Qtek 9100 que les dieron en 2006.

El Congreso ya ha empezado las negociaciones con Movistar, que se estiman en 90.000 euros, vamos, poquito poquito, sobre todo ahora que estamos en una época de gran bonanza económica. Pero a ese precio hay que sumarle el coste de las facturas mensuales de cada diputado, que será lo próximo, ¿pagarles la conexión a internet?

Aunque ahí no queda la cosa, ¿tiene El Congreso aplicaciones de uso interno? Porque si es así, portar las aplicaciones del dispositivo anterior al iPhone tendrá un coste asociado. De momento van a pasar el verano evaluando si es posible realizar el cambio y cuanto problema supondría para el equipo técnico. ¿Se hará el cambio? Yo apuesto que sí.