Investigando más la noticia sobre un posible iMac táctil en los próximos meses, me he encontrado con una patente de Apple presentada en enero que daría solución al problema ergonómico de tener los brazos en alto al usar la pantalla multitouch. Como podéis ver en la imagen, se trataría de un iMac como los actuales pero con una base rediseñada de manera que se pudiera inclinar la pantalla para poder utilizar las manos sobre ella.

Esta me parece una buena idea para la rumoreada fusión entre el iOS y Mac OS X porque así podríamos utilizar ambos sistemas en nuestros escritorios. De hecho, la patente comenta que se trata de una transición entre un modo de entrada de alta resolución, como el de una interfaz basada en el uso del ratón, a un modo de baja resolución, como en el caso de una interfaz táctil. El cambio entre ambos se haría con la detección de la inclinación de la pantalla e incluso podría conllevar la modificación de elementos de la pantalla. Según esto, yo me imagino algo parecido a estar trabajando con el Mail de Mac OS X y al inclinar la pantalla cambiar a una versión como la del iPad y lo mismo con iTunes, Safari, iCal, etc. Podéis ver tras el salto más imágenes de la patente.

La verdad es que de todas las patentes relacionadas con iMacs táctiles, ésta me parece la más viable. Lo cierto es que Apple tendría que trabajar mucho en una bisagra capaz de soportar el peso de todo el ordenador pero ya hicieron algo similar con la pantalla del iMac G4. Yo personalmente espero que esta patente se haga realidad. ¿Y vosotros?

Vía: WIPO