Hotmail

Creo que Hotmail le empieza a ver las orejas a lobo… ¿Verdad? Hotmail no puede seguir viviendo de rentas y ahora se empieza a dar cuenta. Aunque el messenger siga siendo su gran baza, la gente se empieza a cansar de tanta publicidad y un servicio de correo, a mi entender, mediocre. Actualmente los internautas no tenemos que pasar por el aro y podemos escoger entre los muchísimos servicios que nos ofrece la red. Tenemos mil gestores de correo electrónico, doscientos mil clientes para chatear y otros tantos cientos de empresas que nos ofrecen una cuenta de eMail.

Hotmail vivía de los usuarios que arrastraba desde hace años por ser de los primeros en existir (aún me acuerdo del chiste: “No me des lecciones de informática, que mi correo electrónico es juan@hotmail.com”) y por ser de los pioneros en ofrecer mensajería instantánea y hacerla popular. En aquella época, años de los gifs animados, las caritas sonrientets y las páginas web que provocaban epilepsia, tener un correo electrónico era como pertenecer a la élite y, si tenía publicidad, a nadie le importaba. Actualmente esto ha cambiado radicalmente y cualquier usuario espera seriedad, un servicio rápido, que ofrezca movilidad, que no ponga problemas ni imponga formas de hacer las cosas.

En el carro de la seriedad está la publicidad. Si me tengo que tragar yo publicidad para leer mi correo, lo puedo soportar, pero si además cada vez que envío un email estoy enviando una gatita agarrada a una niña colgada de un columpio que nos ofrece crearnos una cuenta de hotmail… no señores, por ahí no paso. Y parece que se empiezan a dar cuenta de que el usuario, aparte de no ser tonto, tampoco es vago y está optando por cambiar a otros servidores migrando su correo electrónico y claro… duele.

Empresas como Google han sabido darle al usuario lo que busca, sin repercutir en sus ingresos y dándole ese servicio de valor añadido que necesita creando herramientas que le ayudan y le facilitan la tarea diaria… con publicidad, ¿porqué no?, pero dentro de unos límites que hay que reconocer, a día de hoy todos aceptamos.

Así que hotmail ha decidido cambiar de actitud y eliminar la molesta publicidad que hacía que su dominio de correo fuese sinónimo de quinceañero y de messenger para que, quizá con un lavado de cara y unos servicios extra atractivos (cosa que daría para escribir otras líneas… y quizá lo haga) pueda dar servicio a alguna que otra empresa pequeña o usuario más experto. Por mi parte, y viniendo de quién viene, me mantengo a la espera ya que no es la primera remodelación del servicio que nos ofrecen y luego se queda en agua de borrajas. Y vosotros… ¿Qué habéis hecho con vuestra cuenta @hotmail?