Google ha lanzado Google Secure Search, un método para buscar de forma cifrada en los servidores de Google, es decir, que evita que terceras personas puedan interceptar las búsqueda o los resultados quedando intacto el canal de comunicación entre Google y el usuario. De este modo viene a sumarse a otros servicios seguros de la empresa, como sucede con Gmail, mostrando que este es un asunto que preocupa a los de Mountain View.

Google Secure Search se basa en el protocolo SSL de encriptado y sirve para casi todos los tipos de búsqueda que Google posee excepto en búsquedas de imágenes y en las búsquedas de Google Maps, es por eso que al nuevo servicio le han colocado la etiqueta de beta. Se puede accedera Google Secure Search desde https://www.google.com.

Los beneficios de este tipo de servicios de búsqueda seguros están claros: al usar un ordenador público, conectar a una red inalámbrica abierta, al buscar términos sensibles. Tan sólo os advertimos de varios asuntos: en primer lugar, el hecho de que sea segura no significa que Google no vaya a quedarse con los datos de nuestra búsqueda, lo seguirán haciendo como siempre; y en segundo lugar, es lógico aceptar que, tal como advierten en su blog, la experiencia de búsqueda podría hacerse un poco más lenta al usar este protocolo seguro.