La hostilidad entre Apple y Google va dejando los tonos sutiles, para ponerse cada vez más ácida. Esta vez, es el mismo Steve Jobs quien hizo una declaración punzante contra Android, el sistema operativo móvil de Google.

Primero pongámonos en contexto: de un tiempo a esta parte Jobs está respondiendo algunos mails a usuarios que quieran hacerle preguntas (bueno, Jobs o alguien en su nombre). Uno de estos últimos fue un hombre llamado Matthew, quien se dirigió preguntando por la forma en la que Apple filtra ciertas aplicaciones y se pone como filtro de qué pueden consumir sus clientes y qué no.

Sus puntos fueron, por un lado, el de una aplicación del caricaturista Mark Fiore por ser una sátira política, y por otro, el filtrado de contenido para adultos. La respuesta de Steve Jobs fue corta pero clara:

“La aplicación de Fiore va a estar en la tienda pronto. Ese fue un error. Sin embargo, creemos que tenemos la responsabilidad moral de mantener el porno fuera del iPhone. La gente que quiera ver porno puede comprar un teléfono con Android.”

Si uno quisiera ser bien pensado, podría interpretar la respuesta de Jobs como una apertura a otras plataformas que ofrecen algo diferente. Pero, y aquí es mi opinión, me parece que la respuesta fue claramente descalificadora, tildando a Android de «inmoral» y dejando entrever, al igual que en la presentación del iPhone OS 4.0, que la plataforma libre es «tierra de nadie».

A mí personalmente este jueguito de Apple me tiene cansada. No puedo criticar demasiado, porque al fin y al cabo, es su sistema operativo y sus dispositivos; ellos pueden hacer en su terreno lo que quieran, y cada uno elige si comprarlos o no.

Pero dejando de lado el tema de Android y del porno, cuando hay tantos intereses de fondo en el proceso de aprobación o desaprobación de las aplicaciones (como corporativos o económicos), dárselas de moralistas y atacar a otras plataformas me parece bajo e innecesario.

Si quieren leer el intercambio de emails entre Matthew y Steve Jobs (en inglés) pueden hacerlo a continuación:

Vía: AppleWeblog