El phishing es una de las grandes amenazas que se reciben por mail, que motivó una serie de iniciativas en los proveedores más importantes para combatirlo. Cuando trabajamos con un cliente de correo, una alternativa para identificar a quien envió el mensaje es leer los interminables encabezados, pero con Sender Verification para Thunderbird 3 podrás validar remitentes de manera sencilla.

Es una extensión experimental que utiliza el protocolo SPF para asegurarse que el correo provenga del dominio que corresponde e investiga la reputación en listas negras como Spamhaus o Sender Score Certified. Cada vez que abras un e-mail, verás los resultados de esa validación, de manera similar a lo que muestra habitualmente Hotmail.

Las calificaciones son fail, none, neutral o pass y pueden mostarse también en la bandeja de entrada con sólo habilitar la columna sender verify, por medio del ícono que está a la derecha de las mismas (generalmente, el campo Fecha). En caso de que la información sea incorrecta, es posible indicar que confías en el remitente o el dominio.

Aunque nunca está demás la aplicación del sentido común, lo cierto es que se trata de un buen atajo, en especial para los usuarios que desconocen cómo leer la información que se genera entre los servidores antes de llegar a nuestro buzón.

Vía: Ghacks