Garrett Serack, desarrollador open source que trabaja para Microsoft (sí, has leído bien), anunció la puesta en marcha de CooApp, un proyecto para la publicación de manera nativa de aplicaciones open source en Windows. Tal es la dimensión del proyecto que Microsoft, según palabras de Serack, le apoyará al 100%.

Específicamente,

CopApp permitirá la creación de un efervescente ecosistema Open Source en Windows que provea las tecnologías necesarias para construir un completo Sistema de Administración de Paquetes, guiado por la comunidad, así como herramientas que permitan a los desarrolladores aprovechar las características de la plataforma Windows.

Es importante observar que CooApp nace como un proyecto personal, un sueño, de Serack. Al leer sus palabras, me da la impresión de que su habilidad y paciencia para «cabildear» desde las entrañas de Microsoft le llevaron a la cómoda y sin duda importante posición en la que ahora se encuentra. Vamos, convenció a sus empleadores de pagarle ¡tiempo completo por liderar un proyecto de código abierto!

Como podemos observar en la página oficial del proyecto, éste se encuentra en ciernes, pero con una clara idea de lo que quiere ofrecer a usuarios y desarrolladores. Creo que escucharemos hablar mucho de CooApp en el futuro como una plataforma que unifica y da coherencia a la creación, empaquetado y publicación de aplicaciones open source para Windows.

El soporte de Microsoft a esa y otras iniciativas open source (e.g., Codeplex) nos habla de un genuino interés por apoyar el movimiento… no, creo que esto no hacer negocios con este otro modelo de generación de riqueza.

¿Qué opinará Steve Ballmer de CooApp a casi 10 años de su «Linux -y, por extensión, el open source– es un cáncer»? No lo sé. Tampoco si ya no veremos imágenes como la que ilustra este post. Pero voy a aprovechar esa linda analogía, esa poderosa lógica, para diagnosticar que Microsoft ya tiene el «cáncer».

Foto: Pundit Kitchen