La llegada de Barack Obama a la Casa Blanca implicó una aparente apertura en muchos asuntos, también en el software. Por lo menos así sucede con el que actualmente gestiona el contenido de su sitio web: Drupal. Éste vino a reemplazar en octubre de 2009 su antiguo sistema «propietario» heredado de la era Bush. Pues bien, hace unas horas cuatro módulos creados con el API de Drupal fueron liberados de Guantánamo… Um, broma de mal gusto desde Washington para la comunidad open source.

El comunicado oficial dice:

Este código está disponible para que cualquiera lo revise, use o modifique. Nos emociona ver cómo los desarrolladores alrededor del mundo toman nuestro trabajo para sus propias aplicaciones […] Al liberar nuestro código, nos beneficiamos de que más personas lo revisen y mejoren.

De hecho, como ellos mismos lo mencionan, la mayoría del código de su sitio ya es parte del proyecto Drupal. Los cuatro módulos entregados fueron:

  1. Encabezados de contexto HTTP (8.22 KB): metadatos para páginas web.
  2. Akamai (11.51 KB): integra el sitio con la red de distribución de contenidos y ofrece mayor escalabilidad.
  3. GovDelivery (13.79 KB): integra Drupal con el sistema de correo del gobierno.
  4. NodeEmbed (11.22 KB): mejora la accesibilidad a contenidos multimedia.

Cabe mencionar que el anuncio coincidió con el último día de actividades de la DrupalCon 2010 celebrada en San Francisco. Donde dos de las charlas impartidas fueron «El futuro de Drupal en el gobierno» y «Open Source en el gobierno», esta última con los responsables de desarrollar los cuatro módulos en cuestión.

No vamos a decir que los casi 50 KB de software liberado significan una trascendente aportación de código e ideas al movimiento open source, ni siquiera a la comunidad Drupal. Es importante notar, sin embargo, que aunque pequeñas, tales acciones enfocan una nada despreciable atención hacia temas, prácticas y gobernanza open source.