HTC presentó en el Mobile World Congress el nuevo HTC Legend, uno de los pocos móviles que esta fabricado de una pieza de aluminio, como los MacBook de Apple, pero este terminal se lanza este mes en Europa con Vodafone en España y en exclusiva hasta verano en Europa. Durante unas semanas he estado usando este móvil como mi móvil principal, abandonando temporalmente el iPhone y el Motorola Milestone como mis teléfonos de uso diario, ¿el resultado? Increíblemente satisfactorio.

Características

  • Procesador de 600 MHz
  • Memoria ROM de 512MB
  • Memoria RAM de 384MB
  • Pantalla AMOLED de 3.2 pulgadas capacitiva multitáctil (320×480 píxeles)
  • Cámara de 5 megapíxeles con un LED flash
  • Compatible con redes HSPA
  • WiFi 802.11g, Bluetooth 2.1 + EDR
  • Sistema operativo Android 2.1
  • Interfaz HTC Sense
  • Tethering vía USB
  • Sensores de movimiento, proximidad y luz ambiente
  • Brújula digital
  • A-GPS
  • Tarjeta microSD de 16GB
  • Peso 126 gramos

Diseño

Vamos a empezar por lo más básico, su diseño HTC decidió usar el sistema de una pieza de aluminio y vaciarla para hacer el chasis de este teléfono. El motivo es que de una pieza de aluminio se eliminan piezas móviles que se rompen o pierden, también que es mucho más rígido que variaz piezas unidas por tornillos. No entiendo como es posible que no existan más móviles de este tipo, de metal, el HTC Legend se siente increíble al tacto, no se resbala y no se raya tan fácilmente como el plástico del resto de terminales (no quiere decir que no se ralle, cuidado), pero sobre todo, es algo que llama mucho la atención, ¿un teléfono metálico? Gran idea.

Como todo terminal con Android, el móvil tiene cuatro botones físicos, que si por mi fieran desaparecerían porque es la única pega que le pongo a su diseño. Los botones afean el look del móvil. Pese a todo, el equipo de diseño de HTC ha hecho un gran trabajo integrando los botones entre la pantalla y la zona metalizada. Este HTC Legend es comparable en estilo al HTC Hero que en España comercializa Orange, sí, el diseño es básicamente el mismo, es decir, un terminal mediano, con una parte inferior en ángulo, pero al igual que el HTC Hero, no es nada incómodo, incluso se agradece tener esta inclinación para poder sujetarlo mejor.

HTC incluye también una actualización comparándolo con el Hero, pasan de la bolita para moverse por los menús a un sensor óptico, que si bien es un detalle fantástico es algo que, de verdad, se podrían ahorrar, se trata de un teléfono táctil, vas a tocar la pantalla y nada más, en estas dos semanas de uso creo que habré usado el sensor óptico un par de veces, ambas para ver como se mueve por los menús.

Tapa trasera negra que esconde la batería, SIM y tarjeta microSD

Otro gran detalle de HTC en el HTC Legend es la forma que han encontrado para que puedas cambiar la batería, insertar la tarjeta SIM o la tarjeta microSD, al ser una pieza de metal, no se podría usar la forma tradicional de una tapa trasera que esconda la batería, en esta ocasión la batería y las tarjetas se insertan por la parte inferior, un sistema diferente, curioso que no había visto en ningún otro terminal. ¿Es mejor sistema que la típica tapa de toda la vida? En realidad no, es así porque destrozaría el look de una sola carcasa metalizada.

En la parte trasera solo se encuentra la cámara y el LED que usa de flash, otra curiosidad, mientras la gran mayoría de teléfonos ahora ponen la cámaras en un lado de la parte trasera, HTC pone tanto la cámara como el LED centrados, así es más fácil sujetar el teléfono y no tener miedo en tapar el objetivo con un dedo, claro que manazas somos todos y alguna que otra vez no te darás cuenta. Cuenta con una conexión para auriculares de 3.5mm, botones para contolar el volumen en el lateral izquierdo y nada más. Se pierde el botón dedicado para la cámara o un botón para activar el modo silencio del móvil, para esto hay que bajar el volumen al mínimo.

Pantalla

Uno de los puntos fuertes de HTC es el apoyo incondicional que le empiezan a dar a la tecnología AMOLED en las pantallas. No puede ser menos, este HTC Legend incluye una pantalla AMOLED de 3.2 pulgadas, con una resolución de 320×480 píxeles.

Pero sobre la pantalla solo puedo decir cosas buenas, porque una pantalla en el que eres capaz de ver bien una imagen cuando está en un ángulo muy cerrado, quiere decir que es una buena pantalla. En la que además tiene un gran brillo, unos colores vibrantes, no se le puede pedir más que mayor tamaño, pero para eso HTC ya ha preparado el HTC Desire.

Apartándome del tipo de pantalla, ¿qué tal el tamaño? Bien, aquí es cuando entra en juego el lado bueno y el lado malo de una pantalla de 3.2 pulgadas. En un móvil como este la verdad es que la pantalla es perfecta, ni muy grande, ni muy pequeña. Con el dedo pulgar eres capaz de llegar a todos los puntos de la pantalla sin perder estabilidad al sujetar el móvil. Pero es que creo que también es un punto, no negativo, pero que no me convence del todo. Yo apostaría por este móvil con una pantalla algo mayor, que por lo menos sea capaz de soportar una resolución de 480×800 píxeles como el HTC Desire, Nexus One o el Motorola Milestone.

Cámara

Quizá sea lo emocionado que estaba con el funcionamiento del móvil, también con que en España por fin sale el sol tras un duro invierno y las condiciones para hacer fotos son mucho mejores. HTC incluye un sensor de 5 megapíxeles con una óptica genérica, con auto enfoque y el LED que hace de flash. El comportamiento de la cámara esta bastante bien, en modo macro consigues enfocar un objeto a unos 5 centímetros, y la cámara te permite enfocar selectivamente tocando la pantalla, esto es una gran novedad para quienes le ponen mucho énfasis en las cámaras y su calidad.

Las fotos con poca luz salen como deben de salir en un móvil: mal. Mucho grano, mala calidad de imagen, móvidas… y es normal, los sensores de estas cámaras son muy pequeños y no captan mucha luz, tienes que tener muy buena luz para hacer una foto y que no te salga mal o movida.

«Lo malo» de este móvil es que las fotos casi se ven mejor en el móvil que en tu ordenador, pero aun así, calidad aceptable en los colores y en su comportamiento, tampoco le puedes poner mucha fe en un móvil con un sensor tan pequeño.

Batería

He leído algunas otras reseñas del HTC Legend y no se si esto me pasa a mi sólo, pero no logro que dure más de un día y poco más, es decir que de recargar la batería del Legend todos los días no te va a librar nadie. Por desgracia esto es algo a lo que ya nos hemos acostumbrado durante los últimos tres años. Los teléfonos quieren hacer tanto con una batería que tampoco ha sufrido grandes cambios desde hace tiempo, que no da más de si.

HTC Legend tiene una batería de 1300mAh y si eres como yo, que usa el móvil para escuchar música, revisa el correo constantemente (dos cuentas de Gmail recibiendo constantemente emails) y además usa aplicaciones o navega por internet usando tanto 3G cómo WiFi, la batería no durará más de un día y medio. Siempre puedes controlar el uso de energía forzando el cierre de alguna aplicación o desactivando la sincronización automática del correo o bajando el brillo de la pantalla al mínimo, pero nadie nos libra de tener que llevar el cable USB con el adaptador de corriente a todos lados.

Android 2.1

HTC usa su renovado HTC Sense, una interfaz que se superpone al diseño sencillo de Android con widgets y accesos a todo lo que puedas necesitar. Es quizá el logro de HTC, crear una interfaz interesante, «bonita» y que puedas tener todo lo que necesites al alcance del dedo.

Por defecto viene configurado algunos accesos directos a aplicaciones como Google Maps, Android Market, navegador, etc… Pero también widgets de información del tiempo, un reloj, el nuevo FriendStream que te permite ver las actualizaciones de Facebook, Twitter y Flickr de tus contactos, lista de contactos favoritos… Todo puesto para que no tardes más de un par de segundos en acceder a información «básica».

Visualización à la exposé

Una novedad en HTC Sense es que puedes visualizar sus 7 pantallas principales en una sola pantalla pulsado el botón de Home en la pantalla central, es como tener Exposé en el móvil. Si esto se pudiese hacer con las aplicaciones abiertas, sería redondo.

Bien por HTC Sense, pero mal por HTC porque no permite desactivar esta interfaz. Como fan de Android, me encanta el diseño básico de Android que tiene, por ejemplo, el Nexus One. Vimos como el HTC Desire se le puede despojar del HTC Sense y convertirlo, básicamente en un Nexus One, pero ni por esas, no hay forma sencilla de poner el diseño básico de Android a no ser que sea consiguiendo acceso como usuario root y cargar una nueva ROM.

Android 2.1 funciona como un rayo gracias al procesador de 600MHz y a los 384MB de memoria RAM, es algo curioso, no tiene mucha más memoria que el Hero y funcionan igual de bien.

¡Y hace llamadas!

Nos olvidamos de que es un teléfono pese a que estos terminales son más bien para acceder a internet. El teléfono responde bien, por lo menos como debe. En las conversaciones que he tenido no hay problemas de cortes, si de cobertura pero es un problema comprobado de las redes donde resido.

Tiene funciones muy buenas, por ejemplo, cuando te están llamando y coges el teléfono, automáticamente se baja el volumen al mínimo, también se desactiva el sonido si lo coges y le das la vuelta, dejándolo boca abajo.

Conclusión

8/10

Vodafone se ha llevado un ganador al catálogo, este HTC Legend es un ganador nato entre los móviles Android en la actualidad, con un tamaño perfecto, una construcción muy sólida, es rápido y con la acceso a la segunda tienda de aplicaciones más grande en el mundo de los smartphones. Es para mi el mejor móvil con Android para un usuario normal o medio, es decir, si estás pasando de terminales con otros sistemas operativos como Symbian o alguno de estos sistemas propietarios de las marcas, es una de las mejores elecciones. No es complicado de usar, tienes muchas aplicaciones y un diseño que marca diferencia.

HTC Legend esta disponible con Vodafone en España, desde los 149€ hasta los 249€ en alta nueva con una tarifa de datos y de voz incluida.

A favor
  • Construcción sólida en metal
  • Android 2.1
  • Buena cámara
  • Pantalla AMOLED
En contra
  • Trackpad óptico que si no estuviera no pasaría nada
  • Botones frontales feos pese a estar bien colocados
  • Para un uso fuerte de datos y multimedia la batería no da más de un día de uso