Grandes decisiones en la vida, tienes que hacer un reporte para tu jefe, pero a la vez tienes un delicioso burrito para mircroondas, ¿que hacer?, pues por lo pronto desgraciadamente nada, pero si algún inversor se pone las pilas, podría ayudar a superar estas dudas milenarias.

Como siempre los chicos de Yanko Design, tienen esas ideas del millón de dolares, el diseño es simplemente hermoso y no tiene un botón para poner el tiempo, si no que mediante una señal RFID, que emitiría el tenedor de plástico que acompaña la comida, ordenaría al microondas cuanto tiempo deberá calentar la comida.

Lo mejor es que cuando no lo uses, puedes pararlo y podrá convertirse en una útil pizarra para escribir anotaciones.

No te puedes perder la imagen que explica su funcionamiento, excelente idea de estos chicos.