Microsoft afirmó por activa y por pasiva que el HTC HD2, por mucho que duela, no se podrá actualizar al nuevo Windows Phone 7 Series. El problema en el que se apoyaban es en las características técnicas, más que nada memoria RAM ya que el HD2 incluye un procesador Qualcomm Snapdragon que es de lo más potente que se puede encontrar en el mercado, el resto de características no interfieren con las recomendaciones de Microsoft para vender un móvil Windows Pohne 7 Series. Hastsa ahora, comprar un HD2 era sinónimo de comprar el mejor terminal con un sistema operativo casi muerto, es como comprar un BMW Serie 5 con un motor de gasolina cuando ya todos los coches son eléctricos y no se consume gasolina, ¿para que si va a ser el último de su generación?

El HD2 se acaba de poner a la venta en EE.UU. con un muy buen resultado, lo que no deja de sorprenderme, ¿HTC vende pocas unidades y por eso se han acabado o es que en EE.UU. les da igual que use Windows Mobile 6.5? Pero por fin buenas noticias, no se sabe exactamente como, pero han conseguido instalar Windows Phone 7 Series en un HD2.

Han logrado que funcione el WiFi, GPS, Bluetooth y casi todas sus características, no creo que sea muy complicado siendo un terminal que con un poco más de memoria RAM podrá funcionar con el nuevo Windows Phone 7 Series. Lo que tiene problemas en usar es el comportamiento global de la interfaz, con ese lag y algunos problemas gráficos, por ejemplo, no puede reproducir vídeo.

Vale, tiene problemas, pero demonios, si un equipo de hackers bienintencionados han sido capaces, ¿qué detiene a Microsoft o a HTC? Es simplemente más sencillo para HTC lanzar un nuevo teléfono algo más caro para compensar el nuevo sistema operativo.