Si el siglo XX terminó con Internet como acontecimiento tecnosocial sin precedentes. Este que le sigue, por su parte, inició su primera década siendo el de las redes que emergieron encima de la Gran Red. En este 2010 las redes sociales, tú bien sabes, ya son una realidad con cada vez mayor invasión penetración en nuestras vidas.

Ahora bien, ¿imagina por un momento en la dificultad de construir un Youbook o un TwiTube para tu empresa, amigos, negocio, universidad, y desde cero? Pero vamos, ¿por qué habrías de hacerlo si ya hay muchas redes que bien pueden servir para cubrir tus necesidades? Mi respuesta a esta pregunta cabe en una frase: para tener el control de tu información.

Si estás de acuerdo conmigo como si no, quiero presentarte una lista de 5 herramientas de software libre para construir tus propias redes sociales:

1. Spree. Se define como «la red de intercambio de conocimiento». Es un motor de búsqueda de expertos. Los usuarios hacen preguntas que son reexpedidas a otros hasta establecer una comunicación con alguien que pueda responder. El buscador localiza a los expertos más apropiados y en tiempo real.

2. Mahara. El nombre significa «pensar» o «pensamiento» en idioma Maori. Es un software para construir, entre otras cosas, redes sociales de aprendizaje en línea donde los usuarios crean/colaboran con portafolios digitales: metáfora usada para representar una amplia gama de recursos de aprendizaje y colaboración como blogs, multimedia, imágenes, documentos…

3. Elgg. Es una plataforma que puede adecuarse a toda clase de ambientes sociales: academia, negocios, deportes y más. Podría decirse que Elgg es un Drupal para redes sociales. Ha sido muy utilizado para colaborar en entornos educativos y científicos como SciSpace.

4. Status.net. El software libre detrás del servicio de microblogging Identi.ca, la alternativa libre a Twitter. Los creadores recién lanzaron OStatus, un proyecto más ambicioso aún: permitirá a personas de diferentes redes sociales seguirse entre sí de manera transparente.

5. Menéame. El clon open source de Digg que luego permitió engendrar Pligg. Sobra decir que es un software para crear sitios que promueven el voto social, comunitario, no centralizado de contenidos. A diferencia de Digg, más que el voto, importa el karma.

Te invito a usarlos tanto para examinar su código como para colaborar entre los miembros de tu comunidad. Después de todo, con el software de esta pequeña lista crear tu propia red social ya no pinta tan mal, ¿o sí?