Algo falla en la industria de los sensores para cámaras, durante muchos años se ha venido diciendo que los sensores de los móvles, mas pronto que tarde, llegaría a un nivel de resolución y calidad que permitiría no necesitar una cámara digital, es decir, la cámara del móvil sería comparable a una cámara compacta.

Hoy, es cierto que los móviles tienen cámaras con una media de entre 3 y 5 megapíxeles y para el uso que la mayoría de personas les dan, es más que suficiente para el día a día, pero una de esas promesas que intentan desarrollar es que llegue un momento en el que lleguen a la calidad de los sensores de las cámaras DSLR.

Los sensores de las cámaras DSLR son grandes y permiten que entre mucha más luz que los pequeños sensores de los móviles. El avance más significativo que hemos visto en este aspecto son las cámaras micro cuatro tercios, que con un tamaño menor tienen la misma calidad y luminosidad de sus hermanas mayores, pero hasta las cámaras compactas se quedan lejos de estas dos. Quantum Technology es una empresa que esta desarrollando unos nuevos sensores que dicen tener la solución para equiparar la calidad.

Calidad… pero hasta cierto punto. Esta claro que el punto fuerte de las DSLR y micro cuatro tercios es la óptica, es lo que más importa de una cámara, ya puedes tener un sensor de 19 megapíxeles y una mala óptica que las fotos serán una porquería (a no ser que las llames «artísticas»), pero puedes tener un sensor de 8 megapíxeles y tener muy buena óptica en tu cámara, logrando una calidad genial. Entonces, ¿donde está el gran paso adelante de Quantum Technology? El sensor es más pequeño y de buena calidad porque han reemplazado el silicio por «puntos cuánticos», unos nanocristales fabricados con semiconductores especiales, como el silicio, solo que más eficientes a la hora de captar luz por exponerse antes que algunas piezas metálicas del sensor.

Complicado como la física cuántica, pero con un dato en claro sí, tendremos mejores sensores gracias a que se experimenta con nuevos materiales, más luminosos, más pequeños y que podrán insertarse en teléfonos o cámaras más pequeñas, pero… ¿dónde queda la óptica? Y… ¿por qué se necesita que los sensores sean tan reducidos cuando podrían usar la misma tecnología en un mayor tamaño y así ganar en luminosidad?