Hay tantos movimientos y cosas que se podrían usar para crear energía limpia que de pensarlo da miedo, claro, todas las posibilidades son bastante caras de crear, pero si es algo “grande”, puede ser viable. Por ejemplo, un estadio de fútbol donde se reunen por lo menos un día a la semana miles de personas coreando/insultando a su equipo preferido, ¿cómo se puede sacar energía de eso? Se puede y los japoneses han sido los primeros en implemntarlo.

El equipo Vissel Kobe de Kobe en Japón ha implementado en su estadio un curioso sistema para generar energía, se trata de una serie de placas conectadas en el suelo donde se sientan la afición, siendo el primer sistema de energía generada por la vibración de la afición del mundo. Estas placas tienen una espuma que es capaz de recoger la energía que se “desperdicia” cuando la afición salta, anda o se mueve, teniendo en cuenta que si un equipo marca gol en casa, por lo menos 2/3 del público lo celebrará saltando durante unos segundos. Para poner números a la energía que puede generar un equipo, en un partido del Vissel Kobe se generaron 8400V por segundo de media e incluso cuando el partido acabó se siguió generando 2320V de media por la salida del público.

Se puede usar esta energía para el propio campo de fútbol, evidentemente no reemplaza a cualquier medio actual, pero ya es un generador de energía extra para el equipo lo que ayuda a ahorrar y a no usar energías que contaminen.

La pregunta es… ¿si te mueves mucho te saldrá la entrada más barata?

Vía: Un español en Japón