De los laboratorios bitélicos han llegado ya los resultados de nuestra iniciativa 7 dias sin Google. Cómo sabéis hemos tratado de vivir durante una semana sin ninguna herramienta salida del Googleplex, usando cualquier alternativa válida que se precie capaz de satisfacer las necesidades que se producen al usar la red. Alternativas que en muchos casos habéis recomendado vosotros mismos.

Para comenzar os puedo decir que la experiencia ha sido muy enriquecedora, al punto de afirmar que todos deberíamos adquirir el hábito de pasar una semana a régimen googleriano de vez en cuando con el fin de redescubrir antiguos servicios, conocer otros nuevos o, por qué no, reafirmar nuestra decisión de seguir con Google a muerte. ¿Se puede vivir sin Google? Llegad vosotros mismos a la conclusión leyendo los resultados del experimento.

Navegadores

Como ya os mencioné, antes del experimento era un asiduo de Chrome, lo he estado usando en mi Mac desde las versiones de desarrollo, cuando no había posibilidad de instalar extensiones. Una vez introducidas éstas se reafirmó mi decisión de continuar usándolo. ¿Qué se puede decir tras esta semana?

Nos hemos centrado en particular en dos navegadores alternativos, Firefox y Opera. Respecto a Firefox, me sigue pareciendo un navegador muy completo, rozaría la perfección si no fuese tan lento. La verdad, es un navegador que, en ocasiones, me llega a desesperar, quizás debido a que requiere más memoria de la que mi sistema le puede dar.

En cuanto a Opera, es el caso diametralmente opuesto, rapidez absoluta, incluso una interfaz muy atractiva pero pobre en sus posibilidades de decoración, los add-ons disponibles no se acercan ni remotamente a la gran variedad de elección de la que disponemos en Firefox o Chrome. También tengo que reconocer que esta versión que he estado probando, la beta 10.50 para Mac aún produce algunos bugs de vez en cuando, pero es lógico tomando en cuenta que no es la versión final.

Conclusión: Me sigo quedando con Chrome, por rapidez y posibilidades de personalización.

Agregador de feeds RSS

Hasta ahora venía funcionando con Google Reader por facilidad de uso y rapidez. Pero durante la prueba he instalado Vienna, NetNewsWire y Thunderbird. Cada uno de ellos tiene unas características determinadas, Vienna destaca por la rapidez y simplicidad, Thunderbird por su interfaz y NetNewsWire por su integración en Mac (Growl, etc).

Os puedo asegurar que ahora veo las cosas de forma distinta, cualquiera de los tres me ha demostrado que un cliente dedicado puede sacar mucho más provecho a los feeds que Google Reader. La única ventaja que observo en Reader es la integración con Buzz a través de los Compartidos, ¿pero quién quiere Buzz, alguien se acuerda de él?

Conclusión: Me quedo con NetNewsWire por ser el más completo de los mencionados anteriormente, adiós a Google Reader.

Buscadores

Este es un punto de los más subjetivos que se puedan dar en esta experiencia. Me explico: tanto tiempo usando Google he aprendido a saber qué preguntar y cómo preguntarlo para que me devuelva los contenidos que más se aproximen a mis necesidades. Creo que esto es lo que ha fallado al usar Yahoo y Bing, pues vez tras vez no encontraba los enlaces que buscaba al no saber cómo preguntarles.

De todos modos, os puedo decir que, en general no son malos buscadores, ni el uno ni el otro. Aunque Bing es el más rico e interesante de los dos, devolvía en numerosas ocasiones un sinfín de resultados útiles incluso cuando Yahoo no lo hacía, y su interfaz es mucho más amigable.

De esta parte de la iniciativa he extraído una lección muy importante, al menos para mi. Si bien no tengo muchos conocimientos SEO, he podido apreciar en este tiempo que un post que aparece de los primeros en el listado de resultados de Google no lo hace en Bing o en Yahoo y viceversa. Lo cual demuestra que hoy día todos los blogs piensan en Google en términos de posicionamiento más que en los demás, una diversificación de los buscadores propiciaría más riqueza en nuestras búsquedas, por lo que podría ser útil indagar en los distintos buscadores que conozcamos cuando estamos investigando algo, especialmente cuando ese algo es un asunto muy concreto.

Conclusión: Se puede vivir sin Google Search perfectamente, aunque de las alternativas escogería a Bing, Google no es imprescindible en las búsquedas.

Y hasta aquí la primera parte de los resultados de nuestra experiencia, por el momento. Como podéis observar, algunas cosas han cambiado en mis hábitos de conexión tras esta prueba, es por eso que os la recomiendo. Pero esto no es todo, aún nos queda hablar de Gmail, Google Docs, consultores de mapas y los servicios de vídeo en streaming al estilo YouTube. ¿Es Zoho una alternativa? ¿Qué tal los mapas de Bing? ¿Se volvieron imprescindibles las funciones integradas en Gmail? Dejamos esto para un próximo post que verá la luz el miércoles, donde también profundizaremos en las conclusiones finales.