Aunque los enlaces cortos son muy prácticos para servicios donde tenemos límites de caracteres para escribir, como Twitter, detrás de ellos se pueden esconder tanto sitios legítimos como de dudosa reputación. Es por ello que BitDefender creó Saf.li, un acortador que incluye protección contra virus y phishing.

En cuanto a su forma de uso, no vamos a encontrar nada novedoso. Basta con ingresar una dirección para obtener su correspondiente vínculo corto y la posibilidad de compartirlo a través de Twitter, Google o Facebook. También existe un bookmarklet en la parte superior derecha de la pantalla para ahorrar tiempo, y una API para desarrolladores.

Pero lo importante ocurre puertas adentro. Cada URL que acortamos, es analizada en tiempo real en busca de malware y riesgos de suplantación de identidad. En caso de detectar alguna anomalía, se bloquea el acceso, para proteger de infecciones a nuestro ordenador.

Si bien herramientas como Bit.ly tienen acuerdos con firmas de seguridad para luchar contra los contenidos maliciosos, en esta ocasión hablamos de una solución nativa. Me gustó el aspecto minimalista del site, pero en cuanto a la protección, sería necesaria una comparativa que nos indique cuál es la propuesta más efectiva.

Vía: Softhoy