Oracle y Sun

El 27 de enero de 2010 será recordado por todos nosotros por la escandalosa presentación que hizo Apple de su iPhonezilla iPad. Ese mismo día y con mucho menos reflectores, Oracle le dijo al mundo vía webcast cuál es su nueva estrategia de negocios: «Queremos recrear el ambiente de los años 60». Aunque esto nos parezca nostalgia de mal gusto, la gente de Oracle está muy animada, y la razón es la reciente aprobación que la Unión Europea hizo a su compra de Sun Microsystems. Recordemos que la ley anti-monopolio de los EE.UU. dio su visto bueno hace unos meses, pero aún falta la importante aprobación de los gobiernos Chino y Ruso.

Ahora bien, debo decir que lo que Oracle decida con sus negocios nunca fue de mi particular interés, hasta hoy. Y es que con la compra de Sun, Oracle adquiere la responsabilidad operativa sobre un grupo de proyectos de software libre de alto nivel. Entre los que destacan conocidos de todos nosotros: Java, MySQL, OpenOffice.org, OpenSolaris y decenas de proyectos de menor envergadura pero de tremenda riqueza técnica como el IDE Netbeans, el sistema de archivos Lustre y JXTA, un API para crear aplicaciones P2P. ¿Qué hará Oracle con esta constelación de software libre?

Desde que Oracle anunció al mundo la compra de Sun, la comunidad del software libre no ha parado de manifestar suspicacias en torno al tema. Monty Widenius, creador de MySQL, habló de hacer lo posible para mantener vivo el proyecto. Monty considera muy complicado suplir MySQL sin el apoyo económico suficiente. Peor aún, ni el crecimiento de MariaDB, ni PostgreSQL, alcanzarán a competir en el corto y mediano plazo con Oracle, IBM y Microsoft (principales proveedores de DBMS comerciales).

La visión de Monty es desalentadora para el software libre. Él manifiesta que MySQL puede desaparecer absorbido en las entrañas de Oracle, como ha sucedido con otros. Además le preocupa que la gente no use la licencia GPL porque no salvó a MySQL. Monty Widenius concluye:

Donde las patentes y el copyright fallaron en minar el software libre y abierto, las leyes que gobiernan las adquisiciones corporativas sí lo harán.

Lo que Monty Widenius intenta predecir es una catástrofe para el software libre en su conjunto. Por su parte, Oracle ha intentado calmar los cuestionamientos sobre el futuro de Sun en general, y de algunos proyectos de software libre en particular. Específicamente, Oracle asegura que ofrecerá soporte, actualizaciones e inversión en desarrollo para MySQL, Java, OpenOffice.org, principalmente. Además, prometen seguir apoyando comunidades como la de OpenSolaris. Sin embargo, aclaran que sus productos tendrán preferencia en la dirección estratégica de la empresa. En este sentido, es interesante escuchar al CEO de Oracle, Larry Ellison, decir:

Tenemos el mejor linux [un Red Hat Enterprise modificado] del mundo y el mejor Unix [Solaris] del mundo […] Queremos hacerlos mejor.

Hasta el momento, los más afectados con la nueva dirección de Oracle han sido los participantes del Proyecto Kenai, un sitio similar a SourceForge que será cerrado en los próximos días, por lo que una buena cantidad de proyectos de software libre simplemente tendrán que irse a otro lado.

¿Qué ganó el software libre? A mi manera de ver:

  • Incertidumbre sin precedentes entre usuarios y desarrolladores. Nunca tanto software libre fue legalmente tan menospreciado en favor de intereses particulares.
  • Reflexión sobre la dirección del software libre. El software libre sí tiene costo. La GPL protege la libertad de todos con respecto al código, pero no al código en términos económicos y de libre mercado.

Oracle quiere convertirse en el IBM de los años 60: la empresa que provee todo, desde el hardware hasta la administración del software. Creo, sin embargo, que contra estos esfuerzos verticales de concentración de poder tecnológico, el software libre aún tiene mucho qué hablar con modelos emergentes de organización horizontal.