Hace unos minutos Linus Torvalds envió un correo a su comunidad con el título Linux 2.6.33 released. Como él mismo nos cuenta -y en su habitual estilo- las características más notables de Linux 2.6.33 son:

[…] probablemente la integración de Nouveau y DRBD […] Y que las partes de Radeon KMS ya no son consideradas como experimentales. […] Como de costumbre, cerca de dos terceras partes de los cambios tienen origen en los drivers […] la ventana para fusionar [nuevas características] para 2.6.34 ya está abierta.

Quiero ofrecerles algunos datos con lo más destacado de esta nueva versión. Aquí vamos:

  • La versión 2.6.33 incluye más de 10.000 cambios (mayores y menores) con respecto a la versión anterior, la 2.6.32 liberada hace unos tres meses.

  • La inclusión de un driver experimental (pero con grandes avances) open source para soportar hardware NVIDIA. Se llama Nouveau y aquí ya hemos hablado algo de él.

  • Ahora el kernel Linux es capaz de hacer ATA Trim, esto es, para mejorar el rendimiento y tiempo de vida de las unidades de almacenamiento de estado sólido (SSD).

  • Nueva propuesta de duplicación de información con DRBD (Distributed Replicated Block Device), una suerte de RAID 1 sobre redes LAN que será de gran utilidad en entornos de alto desempeño.

  • Mejoras en el sistema de monitoreo térmico sobre CPU AMD K10.

  • Retiro del código escrito para Android por inclumplir los estándares de calidad del kernel. Una decisión que despertó mucha controversia en días pasados.

  • Mejoras en el rendimiento de los sistemas de archivos EXT4 y Btrfs.

De manera paralela, Phoronix lanzó “Phoromatic Kernel Tracker”, un sistema automatizado de pruebas de rendimiento del kernel, que puede visualizarse vía web y funciona sobre tres escenarios distintos. Con ellos encontrarás muchos más detalles (no necesariamente muy técnicos) sobre esta nueva versión estable de Linux.

Si el ritmo de producción de los desarrolladores del kernel sigue así, es muy probable que la próxima versión, la 2.6.34, sea liberada en mayo de este año.

A propósito del kernel Linux. Jesús García-García y Ma. Isabel Alonso de Magdaleno, de la Universidad de Oviedo, en España, realizaron un experimento para determinar los costos de investigación y desarrollo del kernel (hasta la versión 2.6.30), si éste fuera patrocinado por la Unión Europea desde cero. ¿El resultado?

  • 1.025.553.430 de euros
  • 985.74 kernel developers
  • Durante 167.59 meses (14 años)

Por supuesto, ese costo es inviable para cualquier empresa y al mismo tiempo refleja la capital importancia de los proyectos colaborativos. Así que, merece la pena invertir en el crecimiento de esos otros modelos económicos, ¿no lo creen?

P.S. Me pregunto, ¿cuánto debería cobrar Torvalds por el puesto de “Dictador Benévolo”?