Samsung E6

Ni Kindle, ni el Nook, ni los Sony Reader, ni todos los lectores de libros electrónicos del mercado parece que sean suficientes para que los fabricantes y grandes marcas comprendan que una mínima porción de este mercado no siempre es tan interesante como parece.

Samsung se une al club del «si tu lo tienes yo lo quiero» con dos nuevos lectores de e-books, los modelos Samsung E6 y Samsung E101. Samsung no se lo ha pensado dos veces, para competir con el resto de empresas van a distribuir dos modelos cuyas diferencias están en el tamaño de la pantalla, el E6 es de 6 pulgadas y el E101 es de 10 pulgadas, ¿era difícil de adivinar?

Samsung ha cometido un pequeño error con estos lectores, parece que quien los diseñase viene directamente de diseñar móviles de Samsung, porque es verlo y recordarme a un teléfono en grandes proporciones. Otro error, no incluye teclado, algo que ayuda a reducir su tamaño, pero en cambio usa una pantalla táctil y un software que es capaz de reconocer tu escritura. Suena bien, pero vale con que no te sepa reconocer alguna palabra para perder el tiempo, en cambio un teclado QWERTY, sea físico o usando la pantalla provoca menos fallos o los fallos que existan son tu culpa, no del software de reconocimiento de escritura.

Otro error, reproduce MP3. Esto es algo que no entenderé de ningún lector de e-books que tenga reproductor de MP3, ¿para que demonios vas a usar ese reproductor? Si quieres reproducir música tienes mejores reproductores (básicamente cualquiera de cualquier marca), si vas a escuchar un audiolibro también lo haces en tu reproductor de música, no en un aparatoso reproductor de 6 o 10 pulgadas.

Entre lo que me gusta de estos lectores es que ambos son compatibles con TXT, PDF y ePub, además de contar con un sistema capaz de leer un libro usando voz. También que incluyen Bluetooth y WiFi, para poder conectarte a una tienda de libros y descargarte contenido.