Imágen 1

El formato MKV se caracteriza por ser el principal contenedor donde se almacenan las películas en alta calidad. Sin embargo, actualmente son pocos los reproductores, especialmente los de sobremesa, que lo soportan. La solución pasa por convertir el archivo a un formato compatible y, si es posible, en el menor tiempo. MKVtools es una aplicación que nos permite hacer esta tarea de una manera rápida y sencilla.

En la entrada extendida os mostramos de manera detallada el funcionamiento del programa y los pasos a seguir para conseguir una conversión óptima.

Al abrir la aplicación nos aparecerá la siguiente ventana donde añadiremos el archivo MKV pulsando sobre Open:

Imágen 2

Una vez añadido nos aparecerá automáticamente la pista de vídeo, audio y subtítulos que contiene la película. Solamente podemos marcar la pista de vídeo, una de audio y una de subtítulos (opcional). Es una lástima pero el programa no nos permite incorporar más de una pista de audio para que, por ejemplo, podamos elegir entre varios idiomas a la hora de reproducir el archivo.

Una vez que hayamos seleccionado las pistas que queremos incluir en nuestro archivo final, seleccionamos la conversión en formato AVI, ubicado en la parte inferior derecha de la ventana principal.

Imágen 3

Se nos abrirá un diálogo donde encontraremos tres secciones bien diferenciadas:

  • Vídeo: Para no perder calidad en el archivo final debemos elegir la opción Mpeg4 (2-pass); el programa dará «dos pasadas» pero a cambio obtendremos un mejor resultado.

  • Audio: En audio marcamos la opción Pass Thru AC3; de este modo evitaremos que nos convierta el audio a un formato de peor calidad.

  • Subtítulos: Seleccionamos Burn y en el diálogo Options elegimos el tamaño, posición y fuente de los subtítulos.

Una vez que tengamos todo ajustado a nuestro gusto pulsamos sobre Convert para que comience la conversión. Nos aparecerá una nueva ventana donde podremos ver el tanto por ciento que lleva completado.

Imágen 4

El resultado final será un archivo AVI con calidad similar al MKV de origen pero con la diferencia de poder ser reproducido en cualquier reproductor.

La versión gratuita no permite poner varios archivos en cola para que cuando termine uno pase automáticamente a convertir el siguiente. No obstante, podéis adquirir la versión completa por tan sólo $2.

Con MKVtools podemos además realizar otras tareas: extraer las pistas para trabajar con ellas de manera independiente, convertir ficheros AVI a MP4 y convertir ficheros OGM.

Tras probar múltiples conversores y obtener resultados nefastos puedo afirmar que MKVtools es, sin duda, la aplicación más rápida y eficaz.

Página web: MKVtools | Descarga MKVtools 2.2.4