win pirate

Cuando Windows 7 todavía estaba en beta, aparecieron mecanismos para permitir que esas copias gratuitas y limitadas, continuaran funcionando tras la fecha de caducidad. Ahora, con la versión definitiva en las calles, fueron publicadas nuevas formas de saltar las protecciones antipiratería del sistema operativo.

En esta ocasión, se trata de dos programas. Uno de ellos, remueve las notificaciones que solicitan la activación del SO en un plazo de 30 días, incluso evitando el ingreso de una clave de producto. El otro, en tanto, modifica el componente de validación para evitar los molestos mensajes sobre piratería y las ventajas de estar en regla.

La aproximación es distinta a las que estuvieron disponibles durante la etapa de pruebas, que consistían en loaders o modificaciones de la BIOS, donde había más probabilidades de cometer errores que con la simple remoción de archivos y servicios.

Microsoft confirmó estar al tanto de estas técnicas y recordó todos los horrores que implica la utilización de software ilegal, como el riesgo de infección de virus. Algo que es una posibilidad, pero no necesariamente un hecho.

Es cuestión de tiempo para que salga una corrección y, a la vez, los hackers intenten romper nuevamente las protecciones, en un juego de nunca acabar. Lo peor de todo, es que los usuarios legítimos también quedan en el medio, instalando eternamente actualizaciones vinculadas a un problema del cual no son parte y, en ocasiones, sufriendo castigos por hechos que no cometieron.

Vía: CNET | Imagen: DevianArt