Póngame una docena, para llevar. Increíble trabajo de Troll Touch con los nuevos iMac presentados en octubre. Lo que le han modificado es la pantalla, cambiándola por una pantalla táctil capacitiva, a ambos modelos de 21.5 y 27 pulgadas.

Eso si, los precios de estos iMac no son precisamente baratos, el modelo más barato de 21.5 pulgadas cuesta $2299, si un cliente lleva su propio iMac le cuesta $1099 por la versión de 21.5 pulgadas y $1699 por la de 27 pulgadas. Lo que no se les puede negar es que funciona bastante bien, eso si, como todo ordenador con pantalla táctil que se precie, falla por la base: el sistema operativo no esta realmente optimizado para usarse con la mano.

No dudo que con el tiempo Mac OS y Windows mejorarán su interfaz o se adaptarán para poder usar nuestros dedos, pero actualmente intenta pulsar la bolita roja de cerrar una ventana, a ver si a la primera puedes darle.

Vía: Engadget