finland

La importancia de Internet en la vida moderna es tan grande que no sabría por dónde empezar a describirla. Pero parece que el gobierno de Finlandia entiende eso muy bien, pues a partir del año que viene Internet será considerada un derecho constitucional.

Esto se traduce al Estado proveyendo de Internet de banda ancha a todos los ciudadanos que no la posean, en forma gratuita. En principio con conexiones de 1Mbps, pero tienen planes que hacia 2015 lleguen a los 100Mbps. Con esta medida Finlandia se convierte en el primer país del mundo en considerar que una conexión a Internet –y de alta velocidad– es un derecho.

¿Es un ejemplo a seguir? Sí. Pero no simplemente por el asunto de Internet. Tenemos que pensar que si esto es posible en Finlandia, es porque necesidades mucho más básicas como seguridad, empleo y educación están ampliamente satisfechas, y entonces pueden desarrollar políticas que promulguen el desarrollo de sus ciudadanos en otros aspectos, y el uso de Internet como herramienta para el ocio, el estudio y el trabajo es fundamental en el mundo en que vivimos. Entonces habría que imitarlos no solo por este “nuevo derecho”, sino sobre todo por todo el contexto que hizo que eso sea posible.

En los países en los que vivimos la mayoría de nosotros, eso parece casi una utopía. Si bien que toda la población pueda contar con acceso a Internet me parece una causa sumamente deseable (y que sería muy beneficiosa para todos), hay temas mucho más urgentes que resolver antes de poder pensar en eso. Quizás se llegue a dar algo así en el futuro, pero no por estar en condiciones óptimas, sino porque la tecnología avanza y los costos bajan.

De todas formas, ojalá esto se pueda contagiar a la mayor cantidad de países posibles. ¿Qué les parece a ustedes?

Vía: ALT1040