Las personas que no se pueden levantar de la cama son millones y millones alrededor del mundo y para todos ellos esta alarma sería la perfección, ya que no sonará como esos malísimos despertadores que compras en cualquier feria, sino que te partirá los tímpanos a un ritmo de nada menos que 140 decibeles.

Si no te levantas con esto, te diría que vayas a hacerte ver, porque probablemente estés sordo y no escuches a los despertadores.