Una integración entre Nokia, NAVTEQ y Magneti Marelli no podía dar como resultado otra cosa que no fuera, como mínimo un «automóvil inteligente», o una integración inteligente entre smartphones y automóviles.

nokia-navteq-magnetimarelli

La idea es mucho más que interesante: los smartphones y los automóviles compartirían interfaces e intercambiarían información útil. Un buen ejemplo de ello sería cuando nuestro automóvil se está quedando sin combustible; en tal caso el teléfono podría automáticamente notificarnos de ésto y además, redireccionar nuestro rumbo hacia la estación de servicio más cercana. Pero eso no sería todo, con ésta tecnología también podríamos contar con publicidad dirigida (y nunca mejor dicho) al punto tal de enviarnos cupones de descuento para tomarnos una taza de café en alguna estación de servicio, lo que haría que nos decidiéramos por ir a esa en particular por sobre cualquier otra del recorrido marcado.

El proyecto se está desarrollando en colaboración con el Centro de Investigación de Nokia en Palo Alto, Califronia y se está exhibiendo en el IAA Exhibition Centre (el centro de exhibición de automóviles en Frankfurt, Alemania).

Vía MobileBurn