Linus Torvalds

Desde el lunes se está celebrando en Oregon, en los Estados Unidos, la LinuxCon. Entre las actividades de la primera jornada se encontraba una mesa redonda sobre el núcleo Linux, donde su creador ha respondido a las increpancias de James Bottomley, un ingeniero de Novell.

A la obvia pregunta de James sobre si la caída en un 12% del rendimiento en las últimas diez versiones era un problema, Torvalds contestó: «Nos estamos hinchando y poniéndonos gigantes. Sí, es un problema». Cuando Torvalds reconoció que no tenían un plan para recuperar el rendimiento perdido, Bottomley bromeó: «esperan que venga alguien con un plan para hacerlo… ¡esto es el código abierto!».

El problema ahora es que el diario Público titula «El creador de Linux arremete contra su creación», algo completamente desproporcionado y que poco tiene que ver con la realidad. Cientos de blogs tratan a estas horas este mismo tema desde ese punto de vista, aunque nunca de una forma tan rastrera. Eso sí, el titular bonito les ha quedado. Precioso, diría yo.

La verdad es que Linus solo ha contestado una obviedad con otra obviedad. Es cierto que una caída de rendimiento nunca es algo deseable, y aunque haya reconocido no tener un plan, ha sabido afrontar la situación en lugar de negarla o maquillarla innecesariamente. Es por eso que hoy la opinión general es que el núcleo Linux es un 12% peor de lo que era ayer, porque esto, amigos, ¡esto es el código abierto!

Vía: ALT1040